Entrevistas/Música

Entrevistamos a: Al Berkowitz

Como el delirio mental de un viaje por el espacio-tiempo, es toda una experiencia transportarse por las melodías de Al BerkowitzTras tres años de silencio vuelven con su obra definitiva A Long Hereafter / Nothing Beyondun universo donde cualquier cosa puede ocurrir, eso sí, siempre sobre una base cuidada y delicada (Al Berkowitz podría catalogarse como música experimental, pero no es de las que suena a gato atropellado). El otro día tuvimos la suerte de poder asistir al concierto acústico de la sala Siroco y aprovechamos para hacer unas cuantas preguntillas:

¿Al Berkowitz? Bonito nombre, ¿de dónde viene? Al Berkowitz

Viene de Aldous Burrhus Berkowitz, nacido en Temple (Texas), el 5 de enero de 1949 y gurú y alma mater de este proyecto. ¿Que por qué se llama así? Eso se escapa a mi conocimiento y, que yo sepa, la madre de Al, quién podría aclarar esta duda, nos dejó hace tiempo.

 Es difícil definir vuestra música dentro de un estilo concreto, de ahí procede el encanto. Pero si tuvieseis que encuadrarla…

 Nos gusta decir que hacemos música experimental porque detrás de cada tema hay decenas de intentos fallidos, horas y horas de experimentación y una intención constante y permanente de encontrar ese sonido estimulante y original que saque lo mejor de cada composición. Pero el adjetivo “experimental” se asocia instintivamente a música de difícil escucha o ruidismo, y lo nuestro no tiene que ver con eso, aunque también nos inspiren esas tendencias.

La etiqueta “Art-rock” nos gusta en relación a artistas como Brian Eno, Soft Machine o Talking Heads, pero no nos identifica.

Creo que, en definitiva, somos un grupo “indie”. “Indie” porque lo hacemos todo por cuenta y porque hacemos lo que queremos hacer.

¿Dónde encontráis inspiración para sacar temazos como “The Frenchman and The Rabbitman”?

La inspiración no nos llega en un momento y lugar exactos. La inspiración es un proceso. Desde el fogonazo inicial hasta llegar a las versiones definitivas de “The Frenchman and The Rabbitman” hay decenas de chispazos que van moldeando el todo y las partes de la canción a través de las distintas versiones, interpretaciones y grabaciones y su estructura, armonía, melodía, ritmo, arreglos, letra…  es algo que se va haciendo lentamente y, en nuestro caso, suele durar varios años.A long hereafter nothing beyond

Nuestra intención difusa era hacer algo que sonara a música española popular de la época de nuestros bisabuelos, pero a nuestra manera.

En cuanto a la letra, es algo críptica, pero el título surgió de los retazos de una conversación que me llegó en el metro de París y en la que un señor francés explicaba a alguien en inglés cómo los “arabic men” habían invadido el barrio de su prima. Y yo entendía “rabbit men” y ahí comenzó todo…

 ¿Directo o en estudio? ¿Dónde os sentís más cómodos?

En el estudio nos sentimos completamente libres para probar diferentes cosas y dar rienda suelta a nuestro recalcitrante perfeccionismo. Y más aún cuando actualmente podemos trabajar en nuestra música en un 80% desde la tranquilidad de casa.

El directo no puede ser perfecto y no tenemos todavía esa gran orquesta detrás por la que suspiramos, y eso jode.  Pero, a veces, se juntan los astros y se alcanzan momentos irrepetibles… y eso no tiene precio.

 ¿Música para pensar o música para desconectar?

Música para pensar en la música, música para emborracharse, música para bailar, reírse y música para odiar. Salvo para lo de bailar, la nuestra puede valer para cualquier cosa.

 ¿Alguna vez os ha ocurrido algo extraño en el escenario? Típicas anécdotas de concierto, ¿nos contáis alguna?

Bueno… durante nuestra primera época, cuando aún nos hacíamos llamar The Inhabitants y éramos un cuarteto, dimos varios conciertos en un antro de mala reputación al que solían acudir señores puteros con sus respectivas citas. En una ocasión en que nuestro fiel público nos falló, acabamos actuando en exclusiva para un señor muy majo y sus dos acompañantes. Nosotros lo dimos todo durante una hora e incluso improvisamos varios de nuestros temas en clave de samba para ayudar a crear ambiente. Les gustó mucho. Doy fe.

 ¿Cuáles son vuestros objetivos a largo plazo? ¿Hasta dónde os gustaría llegar?

A largo plazo queremos que nuestra música llegue a todas las personas a las que pueda aportarle mucho. Creemos que hay muchas y están dispersas casi por todo el mundo, pero Roma no se conquistó en tres días ¿no?  También soñamos con grabar con todos los medios deseados a nuestro alcance o con poder trabajar con gente a la que admiramos y que podría aportar mucho a este proyecto.

Vale, vendedme la moto, ¿por qué deberíamos escuchar vuestro disco?

Porque hay doce temazos para todos los gustos y seguro que hay uno que os va a enamorar. Escuchad “Magical cynical”, “I want you (out of control)”, “How could we get ourselves lost” y “Sensitive not dramatic” y si no os gusta ninguno de ellos… pues no lo hemos conseguido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s