Entrevistas/Música

Entrevistamos a Laura Ordoñez

Dicen que rápido y bien no hay quién pero personas como Laura Ordoñez demuestran diariamente al mundo que eso no es cierto. Flipando nos quedamos cuando, con una sonrisa de oreja a oreja y la mayor naturalidad del mundo, respondió a nuestra primera pregunta, ¿hace cuánto empezaste en esto la música? “Empecé a tocar la guitarra hace un año y solo llevo 6 meses en los escenarios”  ¿Mi cara? Épica. ¡Que locura! Pero ahí no acaba la cosa, ¡en diciembre sacó su primer EP! Partiendo de cero se titula, incluye 6 canciones que giran entre la música pop y las letras de cantautor. Joder, eso es hambre de vida y lo demás son tonterías pensé, para que luego digan…¡Quien quiere, puede!

Entrevistando a Laura Ordoñez con una birra en la mano

Entrevistando a Laura Ordoñez con una birra en la mano

Quedamos con Laura en Plaza de España y fuimos a un bar de la zona (Sí, soy una gorda y me moría de hambre), la pobre tenía que ir a trabajar después y tuvimos la suerte de que nos hiciera un hueco. No creáis que su trabajo es moco de pavo, malabares tiene que hacer con sus compis del hospital donde curra para poder subirse a los escenarios y encontrar tiempo para entrevistas como ésta, “sin el apoyo de estos todo sería mucho más difícil” reconoce.

Dice que es tímida pero, si lo es, ¡no se nota! La conversación fluye y más que una entrevista parece una reunión de amigos, ¡así sí que mola!

Desde pequeñita le gustaba escribir, la poesía le pirraba, “yo era la típica friki con su cuadernito de notas lleno de garabatos”. Cantar, cantaba, pero como todo el mundo, en la ducha y a escondidas. Fue una amiga suya la que la pilló un día por banda y le dijo: Tía, cantas de puta madre. Todo empezó con una encerrona, “habíamos quedado para ir a tomar unas cañas y de repente me encontré en un estudio cantando con uno de los componentes de Vereda” Fue con este grupo con los que empezó a coger carrerilla, colaboró con ellos en su disco Por un puñado de acordes con la canción Nigeria y en varios conciertos el año pasado.

Laura reconoce que es egoísta a la hora de componer, es de esas artistas por necesidad. “Los momentos de mayor inspiración son cuando estoy chunga, aunque también escribo sobre vivencias o cosas que me gustaría que pasasen, ¡no siempre hay que ser pesimista!” Pero sí, ella es de las que se desnuda con las letras sin que le preocupe el qué dirán. Se autodescribe como “impaciente, inestable y emocional” al igual que su música, pero sobretodo emocional, “escribo y canto lo que siento”.

Ha pasado ya por los escenarios más emblemáticos de Madrid: Libertad 8, Dog and Roll o el Búho Real son algunos, y ahora se dispone a conquistar otras comunidades. Barcelona será su próxima parada, se estrenará en el Pipiolo Bar el próximo 27 de enero. Ella ve el futuro de forma positiva y aunque sabe que es difícil conseguir vivir de la música, se conforma con llegar a malvivir gracias a ella, “lo importante en esta vida no es el dinero sino la felicidad, hacer lo que te llena como persona, eso nunca debemos olvidarlo”.

Nos despedimos rápidamente, ¡madre mía cómo pasa el tiempo! Nos deja con las cervezas y con el buen rollito que desprende, ¡un amor de mujer! A su próximo concierto vamos de cabeza como fans incondicionales de esa ilusión, esas ganas, esas letras y esa voz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s